Estrategias regionales contra la trata de personas

Estrategias regionales contra la trata de personas

Los nodos de la red

El trabajo de campo sobre la trata y explotación de personas de la socióloga María Elena Laurnaga, la politóloga Natalia Pastori y la ONG CasAbierta realiza aportes analíticos y propone estrategias interventoras y sociocomunitarias que hacen visibles los vínculos entre las instituciones actuantes. De esta manera es posible difundir y fortalecer las políticas públicas de prevención de tratas en localidades del Interior.

El proyecto Fronteras en Acción, abordado por Pastori, permitió un trabajo en red en el Interior, específicamente en los departamentos de Rivera y Cerro Largo, para visualizar estrategias regionales contra la trata a partir del reconocimiento del territorio, del contexto sociocultural y los atributos de cada lugar.

Mediante un cuestionario a los referentes de las instituciones relacionadas con la temática, fue posible proyectar los vínculos entre los actores y crear un mapa de filiaciones. La construcción del mapa de vínculos se encontró sujeto a la buena voluntad de los referentes que llenaron el cuestionario aplicado para la creación del mapa de vínculos. Su implementación y reimplementación a lo largo del tiempo permite mitigar los conflictos, fomentar el trabajo en red, lograr espacios de trabajo coordinado para fortalecer la capacidad de acción. La mayoría de las instituciones que actúan se encuentran condensadas en Montevideo y no en el territorio en el que se opera. De esta forma la coordinación e implementación se debilita circunstancialmente.

Este marco analítico, para las Ciencias Sociales, permite también ajustar los abordajes en la lógica contra la trata. Laurnaga hizo hincapié en lo crucial del territorio uruguayo como un país de tránsito debido a sus fronteras de fácil acceso y la facilidad en el acceso a los papeles de residencia.

Una vez articulado el mapa de redes, es posible visualizar los agentes que desarrollan las políticas, cómo estos se relacionan y si son del tipo bidireccional o unidireccional, es decir, si se consideran en existencia recíproca o no. Con el mapa también se logra ver el concepto de gobernanza que existe: donde hay incapacidad del gobierno, se puede vislumbrar la existencia de organizaciones que pueden asociarse y abordar el combate contra la trata de la mejor manera posible. “Existen fuerzas por fuera que pueden hacerse cargo de estas problemáticas, asociándose en recursos y de esta manera hacer frente a las problemáticas”, agregó Pastori, en referencia al cuestionario implementado para generar la muestra de los actores implicados y los nodos aislados.

La herramienta de análisis de redes responde a un proceso interactivo de las diferentes instituciones que intercambian recursos, se asocian, incluyen temas en agenda y crean políticas públicas más efectivas. De esta forma es posible divisar los recursos asociativos dentro del mismo territorio, como la confianza, la capacidad de asociarse y el empoderamiento entre las mismas instituciones. Según la politóloga, “la red ya es de por sí un capital social”.

 

Sofía Sánchez