Discapacidad en lo Social

Discapacidad en lo Social

Se realizó la tercera mesa sobre la temática de discapacidad, en donde se expusieron “Procesos de rehabilitación en trastornos mentales severos desde la Infancia”, “Plan Ceibal en Escuelas Especiales” e “Implementación del Modelo Quinta Dimensión en la Escuela Especial en Uruguay”.

discapacidad-en-lo-social

El miércoles 18 se realizó la última mesa de “Discapacidad en lo Social”. Leonardo Cancela, del centro Sur Palermo, fue el encargado de abrir la exposición con “Procesos de rehabilitación en trastornos mentales severos desde la infancia”, en el que presentó uno de los programas de rehabilitación psicosocial que ofrece el centro: el Grupo Matinal.

Sur Palermo es la comunidad terapéutica que funciona desde 1987 y comenzó a trabajar como alternativa a la internación. Nace con la iniciativa de René del Castillo, quien retorna al país tras la restauración de la democracia con nuevos conocimientos en materia de salud mental adquiridos en tras su labor en Europa.

Una de las particularidades del centro es que el proceso de rehabilitación incorpora la participación de los familiares de los “usuarios” -como les llaman a las personas que se atienden allí-. “Acompañamiento humanitario y solidario” son los ideales bajo los que se funda la comunidad, recalcó Cancela. Además, como pilar fundamental se plantean ir creando nuevas propuestas en función a las necesidades de los usuarios.

El Grupo Matinal nace en 1990 y es un espacio terapéutico de orientación y apoyo,
dirigido particularmente a jóvenes y adultos con trastornos psíquicos de iniciación temprana. Como objetivos se plantea brindar un espacio de pertenencia grupal y referencia terapéutica, lograr una mayor autonomía en el usuario, favorecer conductas de autocuidado, estimular capacidades expresivas y cognitivas, como también habilitar y mejorar hábitos sociales. Su forma de trabajo es de taller y entre ellos están el de escritura, matemáticas, plástica, teatro y expresión corporal.
Ceibal para todos
Baylena Escudero, Cecilia Rebellato y Natalia Silva de la Facultad de Ciencia Sociales presentaron la investigación que están culminando: “Plan Ceibal en Escuelas Especiales”.
El Plan de Conectividad Educativa de Informática Básica para el Aprendizaje en Línea (Ceibal) surge a partir del proyecto internacional One Laptop Per Child, que apunta a universalizar el acceso a la tecnología y el conocimiento.
En Uruguay, a partir de 2005 el gobierno comenzó considerar este proyecto, y en 2007 se empezó a entregar las primeras computadoras a alumnos y maestros de las escuelas públicas, llegando actualmente al millón de computadoras entregadas.
La implementación las XO en el plano educacional es una apuesta a la sociedad de información y conocimiento universal, reduciendo la brecha digital y garantizando la inclusión de la diversidad. Hace una apuesta además a la integración de la familia en el proceso de aprendizaje.
Plan ceibal en escuelas especiales

Escudero, Rebellato y Silva remarcaron que el Plan Ceibal hace una “incursión desde el origen”, ya que se rompe con la cuestión de “escuelas comunes” y “especiales”, dado que les entregaron las maquinas al mismo tempo.
Señalan que la inclusión del Plan Ceibal en las escuelas especiales permitió que las personas con discapacidades se reconozcan a sí mismas, lo que demuestra que las tic`s pueden influir en la construcción de la identidad de las personas.

La investigación “Plan Ceibal en Escuelas Especiales” pretende “realizar un análisis exploratorio de las transformaciones generadas por el plan ceibal en las escuelas especiales en el desarrollo de las posibilidades de inclusión social de los niños y niñas en situación de discapacidad en Uruguay”. Como primera conjetura detectaron la convivencia de dos miradas complementarias sobre el plan: por un lado están quienes lo ven como una herramienta que permite el acceso universal, y por otro, quienes lo ven como una herramienta pedagógica.

También se visualiza un cambio de rol del niño en el aula: ahora hay un mayor protagonismo de los alumnos, que dio paso a la creación de una “solidaridad integradora” entre sus pares pero también con la maestra.

En tanto a conjeturas negativas, las investigadoras reconocen las demoras ante las roturas de los equipo, a pesar de que se dieron avances en esta materia durante los dos años de investigación. La poca capacitación a los maestros en el uso de la XO es otro punto negativo.

No obstante, si bien se reconoce la universalidad del plan, no hay adaptaciones, o al menos no fueron pensadas al unísono, para los niños con capacidades diferentes, por lo que las soluciones a las dificultades que se presentaban recaían en los familiares o los centros educativos.

5D
Las psicólogas Mónica Da Silva y Andrea Viera presentaron el proyecto de investigación “Implementación del Modelo Quinta Dimensión en la Escuela Especial en Uruguay”.

La quinta dimensión (5D) apunta a la inclusión educativa utilizando de forma creativa tecnologías como las XO. Se crea una plataforma virtual para trabajar, además de la utilización de otras herramientas como la creación de maquetas.
Las investigadoras comentaron que su interés por trabajar con personas con discapacidad está dado por las desigualdades que existe en el acceso a la educación, teniendo en consideración lo importante que es la misma como medio para acceder, entre otras cosas, al capital cultural de la sociedad.

La implementación de la 5D en el proceso de educación especial se debe a que promueve la participación activa de los niños con discapacidades en el proceso de aprendizaje, teniendo en cuenta que estos tienen una actitud más pasiva en comparación con los niños de las “escuelas comunes”.

No hay que quedarse en el plano de lo que los niños saben hacer, sino lo que pueden hacer con la ayuda de otro”, recalcó Andrea Viera. Es por esto que están trabajando en la creación de la plataforma Moodle, en la que los niños pueden interactuar con personajes animados. Además, pueden desarrollar habilidades expresivas y de comunicación principalmente centradas en la escritura y en la lectura, sin dejar de lado otras habilidades como la narrativa, la plástica y la música.

Pierina Casaña